miércoles, 3 de agosto de 2011

AUTOBIOGRAFÍA (XLVII) - Las fronteras





(fotografía A. S.)



Ni siquiera en vacaciones uno puede dejar de pensar en los demás, ni en las calurosas tardes del verano en que la literatura suele ejercer ese poder himnótico que a veces culmina en siesta. Una vez más, la realidad se impone a los hechos consumados de la ficción literaria y me detienen en la encrucijada de querer decir y no saber si sirve para algo.


Esta fotografía de hoy nutre una autobiografía que tampoco se posa en el recuerdo; es una foto del urgente hoy mismo que se ha quedado fijada en mi memoria como pocas y no es ficción, sino real como una novela de aquel mundo hispanoamericano y lejano del que beben las novelas de dictador.


Esta es la débil sonrisa de nuestro estado democrático; la mirada de rumiante que nos ofrece nuestro estado de derecho cuando quien manda decide imponer con torpeza que cualquier ciudadano del mundo no pueda atravesar pacíficamente el kilómetro cero de la inteligencia humana, la frontera de la dignidad. No es una escena fingida o imaginada, sino bruscamente palpable en el hosco ambiente que han creado los especuladores y los políticos que se suben el sueldo en tiempos de crisis (véase a la manchega de mantilla y collar de perlas, disfrazada como de corista viuda el día del Corpus).


Todo un símbolo: la Puerta del Sol blindada por cuarenta furgones policiales. Quitar la Puerta del Sol al pueblo es como quitarnos el pan. Cualquier español se siente vivo paseando por allí, envuelto en su continuo ir y venir multicolor caluroso. Tomar el corazón de una ciudad que pertenece a todo el mundo es como arrancarnos un pedazo de lo que todos somos: rompeolas de todas las españas, dijo el poeta, sin tener que presenciar el bochorno que cualquier ciudadano sensible puede sentir al ver esta escena humillante y torpe. Policías acampados en el foro en el que se ha cambiado una y otra vez nuestra propia historia: repúblicas, sublevaciones y manifestaciones, celebraciones colectivas y nocheviejas, hoy perdidas en el barullo de porras y antidisturbios.


Será que viene el Papa y todo tiene que estar muy limpio y aseado. Qué poco se ha indignado este con lo que están haciendo algunos: quizás le preocupe sobre todo la solvencia de la Banca Vaticana, tan espiritual y bendita, en tiempos de subprime, como benefactora. Se emplearán cincuenta millones de euros en esta santa visita, desgravables claro, por ser un acto "de extraordinario interés público", mientras la Puerta del Sol sigue cerrada a cal y canto: recemos por que la mencionada, al menos, no repita disfraz y expíe el pecado de su fecundación in vitro, no vaya a ser que la tilden allá en el cielo de "indignada" y "piojosa", y aquí en la tierra de hipócrita biempagada.


Por lo demás, reivindico mi derecho a pasear por donde me salga de la indignación. Y también que mis vecinos de París, Camerún o Carabanchel lo hagan pensando en que el mundo sigue siendo manifiestamente mejorable.

10 comentarios:

samain dijo...

Corista viuda el día del Corpus...ja,ja,ja,ja. Que ca....ingenioso el señor Quiñones.

Anónimo dijo...

Environmental enthusiasts [url=http://www.pakiart.pl]torby papierowe[/url], we put up for sale periodical bags, with or without phrasing, capacious from 3.5 liters to 35 liters, hard-wearing 8 to 15kg. Bags are not chlorinated, it is not unpropitious to accumulate subsistence in them. Adept shopping. 100% recyclable! Diverse colors, sizes and handles. The 500 pieces 19 zł. Advertising overprints. Eko copies, and orders sent by courier UPC from Wadowice to all Polish regions! Fairly, chicly, inexpensive!

Filósofo Loco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luis quiñones dijo...

Estimado Filósofo Loco, lo primero es darte las gracias por participar en esta autobiografía, que aunque no es un foro de debate, cada cual se expresa libremente. Por eso no puedo dejar de responder a tu extenso y elaborado comentario. Y lo primero que debería recordarte es que quizás también le debas explicar a tu hijo, por qué el alcalde de Madrid decide gastarse quince mil millones de euros en una obra inútil, impidiendo con la otra mano que tu hijo disponga de una guardería pública y gratuita. Quizás también, y no sé si podrás, explicarle a tu hijo que mientras Esperanza Aguirre gasta millones en publicidad institucional (autobombo)le quita a tu chaval la posibilidad de una enseñanza de calidad, quitando para el próximo curso a tres mil profesores, excusándose en la crisis.

Tendrás que hacer un largo ejercicio de retórica para explicarle por qué los bancos, responsables de la crisis, han salido indemnes de su criminal avaricia: se han endeudado ellos mismos y ahora quieren recaudar: quitándole el hogar a los que no pueden pagarlo y que deben seguir pagando por la devaluación del precio de la vivienda. La banca: empresarios que ocurra lo que ocurra no van a exponder su dinero, sino el tuyo, para después de arruinarse ellos mismos, recurrir al dinero de todos con la excusa de que si no son rescatados no podrás tener tu propio dinero.

Yo tampoco sé por qué mi calle huele a meados, después del impuesto abusivo de basuras que nos hacen pagar.

Tanto se habla de democracia, que la palabra ha perdido su verdadera semántica. Hablas de leyes democráticas, pero muchas de ellas ni siquiera venían reflejadas en los programas electorales de los partídos, que dejan que imputados y declarados corruptos se presenten como incólumes en listas, que muchos ciudadanos votan con un servilismo medieval.

Y puestos a explicar: sería conveniente que se lo dijeras eso de que tiene que "trabajar" a un parado que no llega a fin de mes, con hijos, y que está al borde de la ruina. Que se ha formado durante años para no tener trabajo y que no tiene expectativas de futuro.

Que prefieras las porras a los porros, bueno. No he hecho nunca apología en este blog de las drogas, pero tampoco de la violencia (yo no mando a nadie al paredón, de eso se han encargado otros históricamente). Y tampoco defenderé la violencia del Estado contra ciudadanos desarmados que no hacen nada más que cortar una calle (20 heridos en la última carga policial de Madrid).

No demonices el 15M reinvindicando tu derecho a pasear por Sol. Te veo poco preocupado por que todo el centro de Madrid se corte durante seis días por la visita privada del seudojefe de Estado de un gobierno teocráctico, costeada por nuestros impuestos también.

Tu vida acomodada, y también la mía, no debe hacerte aparacar la realidad que están viviendo muchas familias en el limbo de los que dicen "mientras no me toque a mí". Viudas que no cobrarán, pensiones que no subirán, trabajos precarios, menos educación, menos derechos, mientras otros veranean en jacuzzis, sin importarles que algún día tengamos que costearnos una operación, con la excusa de que no pagar dinero público a los médicos sea más rentable: lo público no es rentable en sí mismo, debe ser deficitario, porque cuanto más deficitario, mayor calidad y tiempo y esfuerzos dedicados en los que es de todos, que no es negocio privado.

El 15M ha abierto la caja de los tuenos: nos ha despertado a la reflexión sobre nuestro estado de derecho y ha zarandeado la soberbia de los poderosos, recordándoles que son servidores públicos y no marionetas de banqueros.

Quizás puedas explicármelo ahora a mí: cómo es posible que los que auguraban la ruina total se suban el sueldo (¿es eso democráctico?) o que la justicia mire hacia otro lado mientras Botín se lleva la pasta a Suiza (¿es democrático recibir en La Moncloa a un tipo así). Cuánta vana preocupación por una acampañada de gente sin futuro y qué poca beligerancia contra los poderosos.

Filósofo Loco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Grice y Leech. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Grice y Leech. dijo...

Con porros y porras se puede construir una paronomasia, porque a juzgar por cómo se comportan, van con porras y hasta arriba de porros. Mi padre, que lleva trabajados 40 años, ya conoció hace años lo que hacen las porras cuando se manifestaba por algo tan detestable como que no cerraran su empresa y les echaran a él y a cientos de compañeros más a la calle. Todavía guarda su piel el recuerdo. Espero que el que dice que no teme las porras pues protegen su derecho a pasear con libertad, nunca se cruce con uno de estos cuando viene a la carrera ahíto de porros, entonces verá por dónde se pasan estos la libertad y la legalidad.
Por cierto, a los que vivimos en el Madrid, no se nos venga ahora a vender la burra de que el botellón lo hacen los del 15-M; ni la burra de que el botellón está prohibido, que lo estará por ley, pero de facto está permitido en cualquier calle de Madrid, con la venia de alcaldes, concejales y mamporreros.

Javier.

Grice y Leech. dijo...

Nota: la entrada la eliminé yo mismo sin querer al tocar por error al icono de supresión. Eran las palabras exactas que a continuación he publicado. Disculpas al creador del blog.

Javier.

Anónimo dijo...

No tengo más remedio que reirme cuando leo que la visita del papa está financiada en un 70% por capital privado. Se de primera mano que quien ha montado el tinglado en Cuatro Vientos lo ha hecho practicamente gratis. Gratis sin cobrar, pero no gratis sin una compensación, con algún contrato que ya caerá más pronto que tarde. La compensación superará con creces lo "donado" a tan noble causa como es la visita de un papa, y digo bien un papa porque papa tenemos todos. Los hosteleros han ganado más, claro, a los preregrinos les salía a mitad de precio comer, ¿quién paga la otra mitad? pues eso. ¿El transporte público tambien ha ganado? Por cierto, en semana santa se paralizan todas las ciudades y pueblos de este nuestro maravilloso y católico pais y nadie protesta, con el gasto que ello conlleva. Saludos.

Grice y Leech. dijo...

¿Por qué tanta insistencia en que por otras cosas (vista de Michele Obama, Semana Santa) nadie se queja? Si leéis un poco en el tiempo de esos célebres acontecimientos comprobaréis que no es así.