miércoles, 21 de mayo de 2008


AUTOBIOGRAFÍA (LV) - Sobra la poesía
...

(fotografía: archivo personal)


La ignorancia siempre tiene la forma del desprecio. Y la maldad también, que además suele ejercerse en dirección descendente: desde los de arriba a los de abajo, que tenemos la doble desgracia de serlo doblemente: porque somos los de abajo y porque difícilmente nos podemos defender del abuso que, como la maldad, también nos llega desde lo alto. Y quienes mejor saben esto son los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, cuyo gobierno autonómico hace gala de aquella máxima machadiana en la que nos recordaba eso de que los españoles despreciábamos cuanto ignoramos.

Y hoy me hubiera querido rebelar ante esa verdad honda y trágica. Porque hoy visto mucho saber, sabiduría de la buena y auténtica, la de todos aquellos que queremos seguir aprendiendo más para enseñarlo. Sí, he dicho “saber”, que es el verbo que se opone a la maldad del desprecio y la ignorancia.

Vuelvo a Madrid: a la tarde tormentosa de los mayos que se resisten al perseverante calor de los veranos. Y hablo de que, desde la Plaza de Colón hasta la Puerta del Sol, hemos sido 50.000 los profesores de secundaria y maestros que hemos protestado públicamente. Jamás Esperanza Aguirre pensó reunir tanta sabiduría: filósofos, biólogos, filólogos, ingenieros, físicos, químicos, historiadores, matemáticos y maestros… todos reunidos para explicar que nosotros poseemos otro tipo de altura, la que nos proporciona el haber leído a los poetas antiguos y a los modernos. El don de la ebriedad que otorga el verbo “saber” frente al de privatizar y ningunear a los que nos empeñamos en mejorar el mundo que los de arriba han jodido y están jodiendo. Sobra la poesía.

Esperanza Aguirre ha cedido 600.000 metros cuadrados de suelo público para escuelas e institutos privados y concertados. Esta es la antepenúltima comunidad autónoma en inversión educativa. Cede colegios públicos a empresas privadas (los de siempre). Concierta etapas no obligatorias como el Bachillerato y la Formación Profesional (el I.E.S Palomeras-Vallecas ha perdido un curso de Bachillerato y un Ciclo Formativo, que impartirá un colegio concertado en un nuevo barrio de Madrid). No ha puesto en marcha las guarderías que dijo que iba a hacer, en beneficio de un “cheque-guardería” para que los “pobres” se paguen una escuela infantil privada. Gracias a Esperanza Aguirre, los profesores de la Comunidad de Madrid somos los quintos peor pagados de toda España, y soportamos a diario unas condiciones penosas de trabajo (en mi propio centro educativo solo tenemos una impresora en mi departamento, en el que trabajamos ocho profesores, por no hablar de la condescendencia con que se trata a cierto alumnado, no vaya a ser que se nos marchen al colegio de enfrente…). La inversión privada y concertada ha crecido en solo este año un 123%, entre otras muchas cosas…

Y mientras tanto, hay quien todavía duda de las razones, se justifica con buenas maneras y merodea resquicios absurdos para ir a trabajar con la mansedumbre de un oficinista de tercera de antaño: ¿qué es lo que le enseñarían en la universidad a los que profesan la calma de la normalidad? ¿Cómo no rebelarse ante este ominoso desmantelamiento de la Enseñanza Pública en la Comunidad de Madrid?

Volveremos a hacer huelga, volveremos a salir a la calle y a gritar en favor de lo único que nos puede hacer más libres, críticos y mejores: en defensa de la enseñanza pública y en defensa de la dignidad que ha perdido nuestra profesión por culpa de los de arriba y por culpa de aquellos que, olvidando que pertenecen al mundo de los de abajo, asienten y callan bienacomodados sin hacer nada. Sobra la poesía.
...
Recomiendo la lectura "Privatización del aire". (pincha sobre el título)


5 comentarios:

artimaña dijo...

Que miedo me da todo esto Luis, y nosotros sentaditos en nuestro sofá mientras esta doña hace y deshace como quiere. Ella no tiene vergüenza y nosotros no tenemos perdón, así que todo el mundo a la calle! porque después de la educación viene la sanidad, la vivienda, las ayudas a los jóvenes, etc.
Me ha emocionado el tercer parráfo que buen reflejo de lo que vivisteis ayer.
Un beso

Anónimo dijo...

Que razón tienes, Luis. Lamentablemente esta señora (nosotros sí debemos ser educados con ellos, aunque ellos no sepan lo que es eso) no es la única que nos está jodiendo. ¿Alguien ha escuchado alguna voz desde el otro lado? ¿Qué ha sido de la oposición madrileña que no sale a la calle y consigue reunir a docentes, sanitarios y otros servidores públicos que como tú tratan de hacer su trabajo si pensar en si éste rinde beneficios económicos a las arcas de unos pocos?
Todos mamaron probablemente de la misma fuente privada. Y claro, de aquellos mamones vienen ahora... En fin, no sé como terminarlo. Tú eres el poeta.

Un saludo y mucho ánimo.

Mario

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Luis Quiñones Cervantes dijo...

EStimado ARG:

Respondo a tu comentario. Tan de verdad eran tus palabras que resultaba demoledor. Ciertas como que ahora mismo estamos vivos. Y ha sido precisamente por eso por lo que me he visto "obligado" a borrarlo. Sabes, parece que más que yo, lo que significa decir lo que tú dices en mi situación de trabajador a expensas de otros. Tu anonimato, me ha impedido mantener el comentario, porque yo no me podía hacer responsable (como administrador de esta página) de esas aseveraciones que hacías y que te invito a que repitas firmándolas. Gracias por tus palabras de aliento, en las que sinceridad casi era tan patente como la autenticidad con que te expresaste. Un abrazo. Luis.

RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA dijo...

Querido Luis, la poesía cayó en desgracia hace mucho tiempo, pero siempre hay desgraciados que nos sentimos plenos de la necesidad de aprender, de IR.
Somos los desgraciados de la poesía, pero SOMOS, sin ningún genero de dudas, sin ninguna renuncia, sin saber de políticos, suelos u otra cosa que no sea lo invisible, aquello que la poesía nos dice que existe.
Un fuerte abrazo y mucha suerte en vuestra firmeza.